jueves, 24 de julio de 2014

Estoy bien

No consigo que se escriba el comentario y siento ser tan escueta pero prometo escribir pronto de verdad y explicaros por qué estoy tan desparecida pero estoy bien (con mis cositas) pero no puedo quejarme.

Perdonadme de corazón y muchísimas gracias por preocuparos.

No sólo os tengo abandonados a vosotros también a mi familia, amigos...y lo siento de verdad. Perdonadme.

Escribiré pronto. 

Un beso enorme

jueves, 26 de junio de 2014

Que no lo busquen, porque NO lo hay

Ernesto sólo hay uno y me encanta poder gritar que es mío. Y hoy, 27 de junio es su cumple así que mientras que este blog exista me veo incapaz de no dedicarle este día...

Feliz cumpleaños pingüino!!

27 años el día 27...es una señal de que va a ser un buen año, seguro.

Él en mi cumple me hizo "el regalo" más increíble que creo que me podrán hacer en mi vida. Como ya os enseñé, hizo que mi amigo Javi no sólo me compusiera una canción sí no que me hiciera un vídeo que a día de hoy sigo sin ser capaz de ver sin que se me ponga un nudo en la garganta: http://youtu.be/95q320Hnqhs
Y como explotar a Javi me parecía feo...pues enano, te tienes que conformar con estas palabritas que aunque cuando planeaban en mi cabeza eran mucho más bonitas y especiales...no sé por qué me cuesta tanto escribir de ti y explicar lo mucho muchísimo que te quiero y lo fácil que es vivir sí tú estás a mi lado. 

Bueno, poco os puedo contar se Ernesto que no sepáis los que le conocéis y no hayáis ido intuyendo los que leéis el blog.

Ernesto es increíble, único, irrepetible. Ernesto es buena persona y encima guapete (que no lo digo yo, que lo noto en las miraditas de las chicas, jajajajajaja).

Bueno, poco puedo contar de ti que no sepan los que te conocen y no hayan ido intuyendo los que leen el blog.

Pero lo mejor de él es que a pesar de todas las complicaciones sigue a mi lado. Con fuerza, con ánimo, con confianza...Prometiéndome que todo va a ir bien, que todo pasará y que no va a dejar de estar a mi lado. 

Ya sabéis que llevamos unos meses chunguillos y cuando tenía todo el derecho de flaquear, de demostrar que su capa de superhéroe a veces puede dejar ver que es humano...NO, va el tío y sigue sorprendiéndome a mi y a todos.

En estos meses Ernesto se ha sacado un Master en auxiliar y en enfermero. No ha estudiado pero es el mejor. Nadie como él atendía cuando las enfermeras le explicaban cómo debía curarme los pies que los tenía llenos de ampollas debido a los efectos secundarios de la químio; me curaba las heridas...y todo con cariño, paciencia y dedicación. Y soltándome tonterías para que me riera mientras. La forma cómo me ayudaba a levantarme de la cama cuando menos fuerzas tenía... Además me encantaría que vierais cómo ha aprendido a leer las analíticas, a interpretarlas. Sabe cómo tengo que tener algunos valores de la analítica y no pierde detalle de cada cosa que cuentan los médicos para luego explicármelo porque a veces estoy tan nerviosa que no hago mucho caso...

También se ha sacado un Master en Relaciones Públicas y creedme sí os digo que como dice él "estas cosas de hablar con la gente, quedar y organizar te gusta a ti, yo soy más de poquita gente no de masas" pero las circunstancias han hecho que lo hiciera de lujo y casi me quite el puesto (pero ya lo he recuperado).

No ha faltado un día al hospital y le costaba irse cuando tenía que descansar. No le he oído quejarse, ni le he visto cansado, sólo buscaba formas de hacerme la vida en el hospital más llevadera.

Perdonadme pero no lo puedo explicar, yo sabía que lo haría bien, pero ha superado mis expectativas.

Ernesto es el mejor compañero de viaje. Es como el típico conductor que lleva justo puesta tu música (y el
disco tiene justo las canciones que tú necesitas y quieres escuchar, y en el orden perfecto!); te deja dar cabezaditas cuando el run run del coche te deja atontada; tiene conversación cuando te apetece hablar y sí quieres silencio, él calla...
No sé sí con esta comparación me he explicado pero lo que quiero decir es que si Ernesto va a mi lado el camino es menos complicado y sé que llego seguro.

Porque SÓLO él sabe quitarme el miedo. Porque cuando me duermo la siesta, él sentado al lado agarra mi pie sólo para que yo descanse sabiendo que está ahí para cuidarme  y protegerme mientras yo duermo. Porque me aguanta (y creedme que a día de hoy es algo complicado) y me regaña cuando no tengo razón y me apoya cuando sabe que estoy haciendo lo correcto).

Porque no para de hacer planes conmigo y eso...me da vida! 

Porque aunque os parezca una tontería...me mira y en sus ojos sigue viendo a la misma "Olyi" que veía hace un año y medio y eso es de las cosas más importantes que hace por mi...demostrarme que las cosas no han cambiado tanto y que aunque yo no lo veo...él me sigue viendo bonita.

Enano, gracias una vez más por estar a mi lado y por acompañarme hasta el fin del mundo. Gracias por ser capaz de hacer cualquier cosa por verme sonreír. Gracias por tonterías como ver a dos abuelillos juntos en el hospital, mirarme de reojo y sonreirme mientras me dices que sabes que seremos así porque él no se entera de dónde va pero la lleva del brazo con cariño mientras ella va regañándole por cualquier cosa (vamos, como nosotros todos los días). Gracias por pelearte por cómo se llamarán nuestros hijos o por cómo será nuestra boda o nuestra casa...

De verdad que me enfada no poder explicarlo pero hablaré con los oncólogos porque estoy añadiendo a mi tratamiento algo que no aparece en mi informe y se llama
"cariño de Ernesto" y eso me da vida.

Porque no es justo lo que me pasa y ahora que tengo más miedo que nunca y estoy más enfadada con el mundo que en todo este tiempo...le miro y pienso que por otro lado soy más que afortunada y debo dar gracias porque sinceramente NADIE PUEDE EXPERIMENTAR TANTO AMOR. Y aunque penséis que soy una exagerada, sí pasárais sólo diez minutitos con nosotros (si no nos pilláis discutiendo por cualquier chorrada) veríais lo afortunados que somos de tenernos el uno al otro (yo más, pero también yo le daré algo para que siga a mi lado...)

Así que gordete sólo quería aprovechar tu día para darte las gracias por elegir COMPARTIR TU VIDA CONMIGO (a pesar de que tiene una larga lista de pretendientes y pretendientas, y no estoy de broma); por tu paciencia; por quererme; por hacerme sentir tan especial...gracias por ser mi vida.

Feliz cumpleaños pekeño!!

Y felicidades al mundo por tener un Ernesto!!

Que cumplas muchos más y que sigamos caminando juntos...

Hasta el infinito y volver...

Te quiero

Ah! Y que no lo busquen, porque igual, no hay otro.

domingo, 22 de junio de 2014

Paciencia...y comprensión

Yo nunca he tenido paciencia y a día de hoy, aunque creo que estoy mejorando, sé que no la tengo pero he aprendido a disimular tan bien que lo parece.

Llevo toda la vida queriendo las cosas ya y como una niña pequeña "o ya, o me enfado y no respiro". De hecho, cuando hace años (antes de ponerme malita) conocí a mi psicóloga lo primero que aprendí es a empezar a ver que todo tiene su momento y que a veces, hay que esperar. Y os aseguro que he cambiado mucho y a veces soy capaz de verlo y razonarlo, y ser paciente.

El problema viene ahora, cuando sólo me piden que tenga paciencia y me dicen que tengo que esperar...Esperar a que vaya todo a mejor, esperar a que una prueba me diga que va todo bien o que al menos está estable, tener paciencia porque mi vida ha cambiado y no puedo hacer todo lo que hacia antes (y si mientras estás con una sonrisa para que no sufran los tuyos, MEJOR), paciencia porque no puedes viajar o estar sola y debes comprenderlo...y todo va bien, hasta que un día no puedes más.

Porque tu paciencia va de la mano de lo fuerte que estés, de tu estado de ánimo y de que te vayan saliendo otras cosas secundarias bien.

Me explico. Uno de mis "trucos" para llevar este trance de la mejor forma posible y no levantándome cada día enfadada porque la gente va a trabajar y tiene obligaciones mientras yo tenía que estar de baja...fue matricularme en Educación Infantil que era mi espinita clavada y una forma de ocupar mi tiempo (tú a trabajar y yo a estudiar). Y así entre trabajos y la época de exámenes estaba atareadisima, madrugando, y con horarios (que parece una tontería pero hace mucho).

Aprovecho este recuerdo de época de exámenes para mandarles un achuchón enorme a todos y cada uno de los que compartieron conmigo esa época de biblio durante mis años de carrera que os alegrará saber que la mayoría siguen en mi vida y de manera bastante presente. Vamos que son mis amigos, mi gente.  

Y es que me tenía que poner a estudiar porque a mi la biblioteca de Rivas sólo me trajo cosas buenas así que como el que hace el camino de Santiago, pues yo yendo a la biblioteca.

Repito que no sólo es porque pasé tantos y tantos buenísimos ratos que no tengo tiempo ni para resumirlos pero hablar de la época de la biblio me pone una sonrisa tonta en la cara que no se me va.

Entre otros, en la biblio conocí a los que son hoy mís amigos de Rivas y por ellos...a Ernesto!!

Y además, terminé la carrera.

Y aunque esto lo negaré tanto delante de mis padres como de mis hijos...Me tiraba bastante tiempo tomando café, en la puerta de risas...vamos mi madre lo sabe por lo contenta que me levantaba para ir a la biblio, pero como aprobaba, pues chitón. Pero quería dejar claro que no era una parda de biblioteca, yo era la "jefecilla" del clan mafioso! Jajajajajajajaja.

Gracias por compartir esos ratitos conmigo compis de biblio!! Volvía a esa época ya, pero sólo por pasar tantos ratos con vosotros!

En fin, que me lío, me lío y al final no sé ni lo que estoy contando.

El primer cuatrimestre me fue bien a pesar de que estudiaba en casa y no echaba tantas horas como cuando iba a la biblioteca y me distraía con todo pero saqué bastantes asignaturas y fue un subidón darme cuenta que me estaba proponiendo un reto y poco a poco lo estaba consiguiendo (y todo al final lo comparas con tu enfermedad y te va dando fuerzas porque poco a poco se van consiguiendo las cosas).

Como supondréis, este cuatrimestre con los ingresos en el hospital no he podido hacer gran cosa con temas de la universidad y tengo que dar mil millones de gracias a mis compañeros de carrera que sin conocerme en persona me han prestado todo tipo de ayuda, comprensión, paciencia...encima tengo suerte y me encuentro con gente genial.

El caso, es que los exámenes de recuperación de junio empezaban 15 días después de salir del hospital y me empeñé en que podría con ello. A algunas asignaturas no podía presentarme porque no había presentado las prácticas, pero tenía mucho trabajo por delante, por ejemplo, tenía que hacer un trabajo (al cual me ayudó mi amiga Ale que es un solete y con la que haciendo el trabajo no sólo aprendí sino que pasé uno de esos ratitos que sé que siempre voy a recordar porque fue súper especial. Gracias gordita!!) y lo más difícil, lo primero recuperar mi vida después de dos meses ingresada y ponerme a estudiar, añadiéndole a todo esto que entre la medicación y todo ando un poquito más lenta, atontadilla, con memoria pez (a pesar de que Ernesto o mis amigas dicen que me acuerdo de lo que quiero) y que se me cansa mucho la vista.

Todo porque esos exámenes era una forma de demostrarme que a pesar de todo y de estos meses...soy algo normal. 

Pero las cosas no son siempre como
queremos y la vida te pide de nuevo paciencia...MÁS?? 

Y te pones a hacer el trabajo en el ordenador y se te va borrando todo y se descuadra, internet no va, te empiezas a agobiar, te duele la cabeza y ya no sabes ni leer...y eso se transforma en estar TOTALMENTE INSOPORTABLE y enfadarte con tus papis y tu novio que no tienen ninguna culpa. Y encima el tiempo que estás "invirtiendo" en estudiar es tiempo que no dedicas a tu gente a la que estas deseando ver y abrazar, y te sientes fatal cada vez que dices un "esta semana no puedo".

En fin, toda esta presión que sólo e innecesariamente me estaba poniendo yo a mi misma, me tenía llorando cada hora y haciéndome que me encontrara mal. 

Pero como siempre y afortunadamente...apareció él. (Que también diré que el día que me gradúe le deberé medio título porque me ayuda en todo).

Ernesto dio un golpe en la mesa, me puso su cara de "no estoy de broma y se acabó" y me preguntó desesperado "dime qué tengo que hacer para que te olvides de los exámenes, te centres de una vez en que tienes que estar bien, relajada y contenta, no llorando". Y yo, flipada le dije: "sí me lo dijeran 100 personas lo haría"...y el pobre contestó: "y sí consigo 75??"

Yo me reí porque no sabía exactamente que pasaba por su cabeza y esto fue:



Como nuestra gente es así, no os sorprenderá que tardé 10 minutos en apagar el ordenador, guardar los apuntes, y todo cambió...gracias a todo el mundo que votó! 
Hubo votos hasta por whatsapp, por llamada...vamos que me ganó por ir de chulita.

Os alegrará saber que desde ese día todo ha ido a mejor, me relajé, me fui a Rivas a dejarme achuchar, llené mi día de planes tontos como ir a la compra con mis padres (que nos encanta)...y los exámenes para el año que viene que seguro que estoy mejor.

Moraleja: no vayáis de chulitos. Y sí tenéis algo que os agobia...pedid opinión a vuestra gente y dejaros ayudar. También hay algo que se llama paciencia que por lo visto dicen que va bien pero a mi me gusta más buscar COMPRENSIÓN, que me ayuda más! 

Creo que la mezcla es mano de santo!!

Os deseo una feliz semana y sobre todo disfrutadla

miércoles, 11 de junio de 2014

Ya estamos en casa!! Y estoy reincorporándome a mi vida

Perdonadme por la ausencia y prometo poco a poco ir volviendo sin tardar tantísimo en escribir y sobre todo...millones y millones de gracias por el cariño, el apoyo y por aguantar ahí y regalarme tanta y tanta fuerza y sonrisas.

Ya lo puedo decir en mayúsculas: LLEVO YA 10 DÍAS FUERA DEL HOSPITAL y después de mes y medio allí entenderéis que aún estoy despistadilla. Pero aún recuerdo los 15 posts que tengo pendientes por escribir para contaros cosas que han pasado desde marzo pero de verdad que hasta mi gente más cercana os puede confirmar que casi no he visto a gente (y eso que como dice mi madre me paso el día en la calle a pesar de que después de mes y medio sin moverme mucho, tengo muy poca fuerza en las piernas pero no os preocupéis que consigo hasta ponerme tacones) y no contesto al móvil. Pero os pido que no me odiéis porque aún estoy "reincorporándome" a mi vida, que está siendo sencillísimo porque cada día me mola más mi vida, y eso sólo da fuerzas para seguir.

Y os preguntáis que cómo me encuentro?? Pues vamos a ser sinceros. Tengo ratitos malos en los que estoy muy muy asustada. Pero físicamente me encuentro fuerte, me
encuentro bien y tengo hambre y como mi abuelo, un sabio médico, siempre dice "de los que comen algunos se salvan" y es cierto que estar fuerte es súper importante así que no os preocupéis que yo comer...no paro!

Mañana tengo analítica y consulta con mi oncóloga de nuevo y prometo más información y el viernes sesión de quimioterapia así que no penséis que sólo estoy fuera de mi casa de cachondeo que también seguimos visitando a mi familia hospitalaria a los que igual en tres o cuatro vidas seré capaz de devolverles no sólo su ayuda profesional (porque pelean por mi como auténticos héroes) sino su apoyo, cariño y dedicación personal, de chapó. Igual que sí volviera a nacer sé que buscaría a mi gente...al equipo del Gregorio Marañon no les dejaría escapar tampoco...GRACIAS A TODOS Y CADA UNO!

Y no paro de hacer cosas y de tratar de ver a toda la gente que puedo porque debo muchos muchos achuchones.

Por sí eso fuera poco, no me acuerdo sí ya os lo conté (repasaré los posts y sí no ya os lo explicaré bien) me matriculé en Educación Infantil (una espinita clavada que quise quitarme cuando
me puse malita) y claro, con toda mi estancia en el hospital se me han pasado todos los exámenes y la semana que viene tengo recuperaciones así que tengo que estudiar...

Además, este finde viene familia de fuera a verme, el sábado tengo la boda de dos amigos a los que aprovecho a desearle lo mejor de lo
mejor porque son dos amores y se lo merecen...y mil cosas más que debería hacer y no hago por tiempo y porque mi mami (y con razón) se enfada porque dice que debería parar y yo siempre le contesto..."pero mamá sí es buena señal que me encuentre con ganas de hacer tantas cosas y no pare..." Pero a veces no cuela.

Y entre medias mi gente, insisto lo mejor de lo mejor de lo mejor que hay en la tierra no paran de regalarme ratitos de su vida y regalos originales...pero me vais a permitir que dedique un blog a cada uno así que...paciencia que llegarán pero supongo que De Otra Manera, Nerea, Marta e Irene...os estaréis dando por aludidos...y más gente que se me queda.

Importante: Os adelanto que tanta medicación me tiene un poco atontada y tengo como despistes de memoria (el otro día discutiendo con mi abuela a ver quién de las dos se liaba más así que sí alguno tiene ganas de discutir sobre ello...ya estoy saturadilla) y aún así con todo mi arte pienso en estudiar...

Lo único que voy a ir adelantando porque sí no mi hermana me mata...es el lío en el que ella ha decidido meterme y con el que entenderéis que estoy encantada...

No tengo palabras para explicarlo así que os lo pongo tal y como ella lo explicó en Facebook: 

"Instrucciones para votar a Olgui como super woman: solo se puede votar a través d un pc o mac, ya que al entrar con movil o tablet te redirigen al sitio movil donde únicamente te puedes registrar. Introducir la url www.buckler.es/#/superwoman, introducir un año d nacimiento mayor de edad, dentro de superwoman pulsar galeria, en la categoría de mas valorados buscar a olga, pulsarla y x ultimo PULSAR SOBRE EL CORAZON. Vamosss!"

Alucinaríais sí pudierais ver la difusión que le está dando toda mi gente y las palabras que me dedican...y lo que se está moviendo todo el mundo por mi, así que sólo me queda, una vez más daros las gracias de todo corazón!! Y que sí al final muevo mi cuerpo pesadita a Bustamante será sólo gracias a vosotros.

Y para acabar sólo quería decirle a Rubén que le debo una visitilla (que esta vez me toca a mi) y mandarle toda la fuerza del mundo y todo mi cariño a otra guerrera que va pa lante, vamos Estrella!! 

Os dejo el link de una noticia que leí ayer, para que veáis que yo no pierdo la esperanza y que seguimos con fuerza: 

http://www.antena3.com/noticias/mundo/nina-vence-cancer-cerebral-terminal-convierte-primera-persona-superarlo_2014061000316.html



viernes, 16 de mayo de 2014

Siento mucho haber estado desaparecida

Me paso más tiempo pidiendo perdón por no actualizar el blog que lo que tardaría en escribir una entrada pero como suelo decir...sí me queréis es porque soy así de desastre, sí no, no sería Olga. 

Sí os sirve de consuelo, no sólo he estado ausente del blog, en mi Facebook llevo más de un mes sin meterme y aún tengo conversaciones de whats app sin leer de Enero.

Pero prometo compensaros.

Os resumo que ayer hizo un mes que me volvieron a ingresar en el hospital debido a que el tratamiento de químio último me provocó una toxicidad muy agresiva así que a mi favor diré que tampoco estaba yo muy católica para escribir y además me quedé sin megas al segundo día de ingresar por lo que igual me veo obligada a hacer una recolecta entre todos para que pueda aumentarme la cantidad de internet mensual (a lo Lola Flores para pagar a Hacienda).

Y me plantearé la posibilidad de achucharos uno a uno a todos los que os preocupáis, me mandáis mensajes de apoyo, me mandáis todo el cariño del mundo...

Yo por ahora os regalo un trocito de mi. Para que me conozcáis un poquito más, para que entendáis lo genial que es mi vida por la culpa de los que me rodean.

Ya os he hablado en numerosos posts de  "mi grupo". Del grupo del que estoy enamorada de cada canción, del que soy fan incondicional, amiga y de los que sé que llegarán lejos. 

Esta es su página web www.somosdeotramanera.com

Sí aún no les habéis escuchado no perdáis la oportunidad, son increíbles.

Y encima, Jurro, el cantante va y me hace una canción con Ernesto y es mi regalo de cumple!! Ole, ole qu tengo una canción para mi ��

Aviso: Sí sois de lágrima fácil el sofoco va a ser para recordar. Sí vais de duritos...vedlo en el baño porque lloráis fijo.

Espero que os guste. Gracias a la voz y al compositor, inexplicable. Gracias a ti Ernesto, jamás podré devolvértelo.

Y gracias a todos...seguimos en la lucha.


lunes, 31 de marzo de 2014

Mi primer ingreso hospitalario y mi descubrimiento: mi alma de gitana


Los que me conocen personalmente ya saben que soy un desastre y los que me conocéis a través del blog...creo que ya vais intuyendo cómo soy. Si a ello le sumamos que el post de hoy es el peor que me ha tocado escribir desde que empecé con la aventura de este blog y por consiguiente decidí luchar con el puto cáncer...estáis avisados de que no viene un post ni corto ni bueno...pero lleva 15 días en mi cabeza y voy a intentar hacerlo lo más llevadero posible.

Después de un año plantándole cara a la enfermedad aunque os parezca raro yo convivía más con un resfriado tonto que con una enfermedad bastante mala. Llamadlo estimulina, que igual deberían estudiarme a fondo o...que no se han dado cuenta de que mi quimio llevaba alguna sustancia diferente...

Sea como fuere todo cambió el día 13 de marzo (y a pesar de todo, el 13 sigue siendo mi número de la suerte y todo porque Ernesto me besó un 13 de Julio, pero que no tengo yo intención de que ahora mismo me entendáis, yo sólo escribo y os doy libertad para que me critiquéis, os metáis conmigo o me queráis, que para gustos los colores).

Y por terminar las disculpas antes de meternos en faena diré que ayer escribí la mitad de este post y ha desaparecido en el limbo de los blogs...

Y comienzo con la chicha. El día 13 me levanté con un fuerte dolor de cabeza pero dentro de lo que a muchos os podría preocupar para mi era un dolor de cabeza normal, es decir, me encontraba regular pero vamos que yo soy de toda la vida de jaquequillas de paño de agua fría en la cabeza, de revoltijo de cuerpo y de luz apagada. Así que me levanté con dolor de cabeza y fuera de asustarme (luego soy de las cagonas que me levanto de una pesadilla y enciendo la luz corriendo) pero oye que me duele mucho la cabeza y me vuelvo racional (para estudiarme, insisto). A decir verdad, fue más el susto que le di a mi gente del cual me arrepiento muchísimo que en sí lo consciente que fui yo de todo. 

En fin, sin intención de competir con 100 años de soledad voy a intentar resumir todo lo más posible.

El dolor de cabeza ha revelado lo peor. Después de todas las pruebas que me han hecho se ha sabido que tengo afectación en el cerebro, es decir, hay metástasis.

Mi oncóloga, por la que ya he declarado mi admiración, mi respeto, mi cariño, mi confianza ciega y, por qué callarlo, mi amor, lejos de rendirse lo transforma en una oportunidad y me dice que demos las gracias porque me pasara porque así sabemos contra qué debemos luchar y hacerlo. 

Yo el día que repartieron salud igual me pilló con mi gente y no llegué a tiempo pero sí estaba con mi gente...me conformo.

En fin, que en esas estamos. Vamos a por mi cabecita que aunque la historia ha cambiado porque reconozco que tengo miedo, mucho miedo, me habéis pillado con la estímulina alta y estoy medio convencida de que esto va pa alante (y tengo permiso de mi doctor estímulina de animarme con lo que me venga en gana porque me ha pautado barra libre, así que no voy a ser yo la que además de luchar con una enfermedad me toque pelearme con los médicos).

Después de estar 11 días en el hospital que lejos de aburrirme y pasarlo mal ha sido un absoluto descubrimiento voy a intentar RESUMIR todo. 

Lo primero, he descubierto mi verdadero yo: soy gitana. No me apellido ni Heredia, ni Montoya. Mi moreno de piel responde a la nueva quimio y en mi casa somos dos hermanas pero ahora entenderéis todo.

Como buena gitana (y matizo que estoy hablando con el mayor de los respetos y que sí tuviera que firmar en algún lado para pertenecer al mundo gitano tardo media horita en llegar a donde sea) me gusta celebrarlo todo. Yo soy de las de dame una barrita de pan, baja a comprar unas coca colas y dame una excusa como que hoy es hoy y ya tenemos fiesta gitana. Además os diré que espero la mínima para gritarte aquello de "te como
toa tu cara", que aunque canto regular me gusta más un olé flamenquito que el respirar y que como buena gitana soy de las que aprovecho tanto tanto tanto la vida que a los 36 podría ser abuela de una prole. Sin mencionar que me gusta más estar rodeada de los míos que comer...

Pero por sí esto os parece poco...yo que no soy una fashion victim pero soy de las que va a trabajar en taconazos, que me gusta a mi ir mona y currarme los modelitos hasta para echar un certificado en correos...ha sido pisar el hospital y descubrir las ventajas de pasearte en pijama y pantuflas...de verdad, la sabiduría gitana debía implantarse porque para qué sufrir en tacones pudiendo ir cómoda como nadie con zapatillas de estar por casa??

Pero por sí esto no os parece suficiente, voy a daros unos datos más. El primero, mi hermana me enseñó el año pasado una técnica infalible para medir el ancho de las braguitas traída de Nueva York pero utilizada en los mercadillos de la zona sureste que me conquistó; y Ernesto cada día se parece más al papa gitano que protagoniza la imagen de "palabra de gitano"...que yo no quiero exagerar, pero noto que tengo alma de gitana.

Y por sí esto fuera poco...mato porque Ernesto me diga aquello de "gitana, tú me quieres??" Y yo decirle..."mah que a mi vida".

Pero bueno, que ahí va el último dato por el que entenderéis mi sentimiento...vino al hospital a verme, sin exagerar (porque no tengo narices a contarlas) unas 60 personas (sin contar los que decidieron que ir al hospital era más importante que ir a trabajar y estaban ahí diariamente)...

Así que me río yo de las mamas gitanas que para eso estoy yo aquí...y ese es mi objetivo de ahora...pasar a la historia porque mi nieto en la edición "palabra de gitano del 2087" hable de su abuela como la primera paya que se convirtió en mama gitana (y con esto me animo yo). Y porque sí toda mi gente se pasó por el hospital sólo por verme...no me veis en mi boda gritando aquello de "por favo, si me queréis irse". Y porque las gitanas somos de las que no sabemos de dónde, pero sacamos fuerza y coraje de donde los payos no saben.

En fin, cosas mías aparte, ahora que he decidido decir lo que pienso, siento y me parece amparándome en que gozo de inmunidad (y que mi pobre gente no tiene narices a enfrentarse a la mama) pues a vosotros también os toca aguantarlo. Así que os doy barra libre a todos los que creáis o tengáis técnicas de suerte para ayudarme en esto (es egoísta porque muchos ya lo hacéis sin conocerme y sin pediroslo pero la inmunidad me deja que yo pida). Y que sí me decís que conocéis una técnica infalible de que comiendo aceitunas con un ojo guiñado mientras dices la tabla del 9 en ruso...que yo lo hago y lo mejor de todo, es que mi gente se ofrece a comer una aceituna por mi cada 36 segundos y medio. Porque ya dejando el tema de mi alma gitana, diré que existen gitanos con menos familia alrededor, y no es por ir de flipada.

Como me gusta a mi dar cambios en el post para teneros atentos llega mi momento de agradecimientos a la gente del hospital. Desgraciadamente en mi casa la zona de oncología de los hospitales madrileños es algo que nos ha tocado vivir de cerca. Y me cago en todo porque me podía haber tocado vivirlo siendo enfermera, auxiliar, o porque pasaba por ahí...pero como yo soy de las que me gusta dar las gracias y sacar las cosas buenas...me declaro fan incondicional de todos los profesionales que forman parte del mundo sanitario en general y de oncología en particular (porque están hechos de una pasta especial). No sólo porque han subido a verme sólo para darme un abrazo y darme ánimos (sin amenazas del clan gitano, sólo porque les salía y querían achucharme)...MIL MILLONES DE GRACIAS. Porque vienen las auxiliares a tomarte la temperatura y celebran que tengas 36 como sí les acabara de tocar la lotería, porque te llega el enfermero de por la noche y te dice "hola Olga, yo voy a ser tu enfermero de esta noche, así que aquí estoy para lo que necesites" (ríete tu de los hoteles de millonarios que yo me llevaba a toda la enfermería española y a los auxiliares a mi casa, que me los como a todos). O entra el oncólogo de guardia con cara extrañado y te dice "pero tú por que sigues aquí?? Sí yo te veo estupenda!". 

En serio, he estado tan tan cuidada, mimada y querida que creo que me han investigado por sí en lugar de apellido gitano me apellidaba Marañón...lo mejor de todo es que sé que es porque son profesionales todos, no por mi así que igual voy más allá...y me propongo crear un centro oncológico con mi nombre, sólo para hacer la mitad de llevadera la estancia en el hospital a todos los pacientes que se encuentren en mi situación, ahora, me llevo a todos los que han compartido el ingreso conmigo...porque os como a tod@s. Gracias, gracias y un millón de gracias.

Iba a contaros también mi semana en casa, mi 27 cumpleaños y mis últimas novedades...pero no quiero que me odiéis ni que me denunciéis por pesada así que voy a acabar con mis recomendaciones por sí tenéis que ser hospitalizados alguna vez (que no lo deseo y que ya pido yo por vosotros para que no os pase nada, que las gitanas somos muy de proteger a nuestros polluelos).

En fin, recomendación primera: pedid menú infantil (más propiamente llamada dieta basal pediátrica). Para mi madre, a pesar de mis 27 recién estrenados años, sigo siendo su niña (y reconozco que me
encanta) y ella apurada porque no me gusta el café le pidió a Cristina, una de las enfermeras, que sí me podía dar cola cao y nos chivó la posibilidad de pedir menú infantil en el que te ofrecen san jacobo frente a puré de zanahoria...y no hay color. Por cierto, he de decir que sí esperábais que criticara la comida de hospital, no lo voy a hacer...vale que yo soy de buen comer pero reconozco que me comí unas lentejas que me quitaron el sentido, que la sopa estaba muy apetecible y que...con toda la comida que mi gente me traía de contrabando...he salido más gorda, pero me encuentro como nunca. Chuches, dulces, meriendas, tortilla...hasta ensaladilla rusa (es de gitanos o no?)

Y llega la parte más bonita pero la que más me cuesta. Mi parrafito para mi gente. Yo ya sabía que mi gente molaba. No porque desde que estoy malita me han dado la fuerza que necesitaba sí no porque he estado 10 días en el hospital y no he estado sola ni un minuto (y cuando me refiero a no estar sola quiero decir que había turnos para pasar a la habitación). Porque no hablo de la gente de primera línea refiriéndome con ello a tus amigas a las que les cuentas secretos inconfesables, con las que has pasado el momento más vergonzoso de tu vida o el más peligroso...me refiero a madres, herman@s, amig@s de amig@s, novi@s, mujeres, maridos, prim@s, vecin@s, gente de mi gente en general, todo el mundo. Luego intento no ir de flipada pero sí me tengo que curar porque mi gente me ofrezca bonus track
de vida...ya no lo prometo...lo aseguro, ME VOY A PONER BIEN.

No sé como dar las gracias, sólo puedo decir que OS QUIERO. 

Y entonces mi post de hoy termina así: 

Como cambia la película...de maldecir al mundo a sentirte envidiada y sentir pena por los que jamás experimentaran tanto amor y sonreír y dar gracias a Dios por tu gente. 

Porque mi hermana una vez me dijo una frase que cobra todo el sentido un día como hoy: sola no puedes, con tu gente si.

Palabra de gitana 










PD. No os enfadéis si no os gustan las fotos...y esta noche todo el mundo a escuchar Radio Nacional de 12  a 1. Gracias a todos!!

martes, 4 de marzo de 2014

Mi 14 de Febrero

El 14 de Febrero fue un día especial para mi. No sólo se celebraba el día de los enamorados (que a pesar de lo "loquita" que me tiene Ernesto nunca hemos sido de celebrarlo) sino que en mi caso...se cumplía un año desde que me dijeron que tenía cáncer y significa que llevo 365 días luchando contra este monstruo y adaptándome a mi nueva vida.

Como era de esperar...el día fue bastante complicado. Traté de llenar mi día de cosas para estar ocupada y no pensar. Pero llegaron las odiosas 8 de la tarde y a pesar de que mi amiga Mariu se esforzaba en mandarme raps personalizados para animarme, a pesar de que todo el mundo se acordó de mi y me mandaba mensajes de ánimo recordándome que no estoy sola en esto...yo no pude evitar derrumbarme. Y llorar, llorar y rellorar. Y gritar, y odiar a todo el mundo y no querer salir de casa.

Pero entonces apareció él con una excusa que vencía a mi mal día. "Venga enana, me estás diciendo que no quieres verme el día de San Valentín?" Insisto en que creo que Ernesto ni siquiera tiene claro qué día es San Valentín, pero sea como fuere, yo no podía perder la oportunidad de explotarle este año y tener un día de San Valentín con cenita y partida de bolos, un caramelito!

También he de explicar que por distintos motivos llevaba meses sin ir a ver mi psicóloga y aunque vaya de durita...la necesito más que al respirar así que como fui la semana pasada, pues veo las cosas de otra forma y mucho más llevaderas que mi 14 de febrero.

Porque aunque es el día a día lo que cuenta, hay días que no puedes más y eso es lo que me pasó. Porque físicamente me encuentro bien y tengo fuerzas para seguir pero...empiezo a estar cansada y aunque me cueste reconocerlo y sólo se lo diga a Guada: tengo miedo. 

Y aquí voy a terminar, porque tenía muchas muchas ganas de escribir este post y muchas cosas que contar pero ahora mismo no me salen las palabras.

Si me quedan fuerzas para dar las gracias a todos, todos los que el 14 de febrero sin estar enamorados de mi os acordasteis de mi, y a aquellos que desde hace un año camináis conmigo y me ayudáis a pelear cada uno con sus armas y con mucho cariño y paciencia, a todos los que me recordáis que me voy a poner bien...

Y una mención súper especial a todo el equipo médico del Hospital Gregorio Marañon porque me están tratando de lujo.

Porque como dice mi amiga Elvi "aunque sé que me queréis y que estáis ahí...a veces todos necesitamos que nos lo recuerden".